VIDA 10

Muchas mujeres modernas somos “multitasking”, traducción: hacemos infinidad de cosas al tiempo, somos el típico cliché de “yo todo lo puedo”, “yo todo lo hago”, “deja que yo me encargo de todo”, y en ese afán por hacer mil cosas y hacerlas bien, muchas nos volvimos neuróticas e infelices, en conclusión nos exigimos demasiado ¿Y PARA QUÉ? para que estar siempre ocupadas, para que esa incansable búsqueda de lo que la gente cree que es el éxito, para que presionarnos tanto.

Si no existe un ápice de tranquilidad o equilibro, la existencia se reduce a triunfos vacíos o a momentos fugaces y se convierte en una carrera loca que solo nos deja un gran cansancio.

Por eso nació la Agenda Mujer 10 que más que un bonito cuaderno con fechas y calendario, incluye un valioso regalo al que denominamos VIDA 10 y se trata de una herramienta utilizada en la psicología y el coaching, que no es más que la oportunidad de visualizar como se encuentra nuestra vida y que tan equilibrados están los diferentes aspectos que la componen, porque la felicidad radica en el balance, no en la perfección.

El ejercicio consiste en analizar los siguientes aspectos claves para la administración de una vida consciente:

  1. Amor propio
  2. Desarrollo personal
  3. Estudio y/o profesión
  4. Familia y amigos
  5. Diversión
  6. Salud
  7. Relaciones afectivas
  8. Contribución al mundo
  9. Finanzas
  10. Espiritualidad

En la agenda encontrarán un cuadro con estos 10 aspectos y 10 niveles respectivamente. A cada uno le asignarán un color pues más adelante utilizaran plumones o micropuntas para pintar cada aspecto y calificarlos en relación con el bienestar que les genera. La puntuación mínima es 1 y la máxima es 10.

Para realizar este análisis les recomiendo buscar un lugar agradable que les genere sosiego y les permita pensar con claridad. La valoración va más allá de lo que opinen los demás, así que la calificación debe ser lo más sincera posible, basada en lo que sienten o creen sin influencias externas y mucho menos deben compararse con otras personas.  Por ejemplo, si están solteras y se sienten satisfechas con eso, entonces la columna de las relaciones afectivas tendrá una puntuación alta, así sus tías las rezanderas pudieran pensar lo contrario. Recuerden que la medición es hacia el bienestar no hacia lo que se supone perfecto o a lo que deberían alcanzar de acuerdo a las expectativas sociales, habrá mujeres que así no ganen el súper sueldo gozan de un fabuloso clima laboral en su trabajo, lo que las llevará a calificar su crecimiento profesional con un puntaje alto.

Al terminar el ejercicio prácticamente verán un mapa de su situación actual y podrán chequear cuales áreas necesitan mayor atención porque tienen un puntaje menor. Para que la tarea sea efectiva tendrán que diseñar un plan de acción o fijarse metas que las lleven a nivelar los aspectos que así lo requieran, estas deben ser realistas, nada descabellado que después utilicen como excusa para tirar la toalla. Aquí el propósito es mejorar la calidad de vida y el primer paso es darnos cuenta.

Es importante hacerse preguntas en cada aspecto:

Amor propio: ¿Que tan bien te sientes contigo misma? ¿Te perdonas fácilmente o te culpas de todo?  ¿Aceptas tus defectos y valoras tus fortalezas? ¿Te das demasiado palo? ¿Qué experimentas al mirarte al espejo? ¿Te cuidas? ¿Sabes establecer límites? Con sinceridad… ¿Qué tanto te amas?

Desarrollo personal: ¿Estas dispuesta a salir de tu zona de confort para hacer algo distinto? ¿Tomas decisiones o esperas a que la vida pase? ¿Eres capaz de soltar viejos hábitos? ¿Qué tan reacia eres al cambio? ¿Qué tan optimista eres?  ¿Intentas aprender algo nuevo todos los días?

Estudio y/o profesión: ¿Estás estudiando o estudiaste lo que te gusta? ¿Sientes que estás avanzando en tu carrera?  ¿Tu trabajo te hace feliz? ¿Crees que tienes futuro en esa empresa? ¿Sientes que ya es tiempo de buscar un mejor puesto? ¿Quieres lanzarte a emprender y no lo has hecho por miedo?

Familia y amigos: Como es tu relación con ellos ¿Quieres pasar más tiempo de calidad con tus seres queridos? ¿Estás de pelea con varios parientes o amistades y no te has reconciliado? Que tan frecuente los ves, que tanto les dices lo mucho que los quieres. ¿Te sientes sola o acompañada?

Diversión: Que actividades lúdicas y placenteras estás realizando para liberarte del estrés. ¿Sacas tiempo para distraerte? ¿Tienes hobbies que te hacen feliz? o solo vives para resolver problemas y cumplir obligaciones. ¿Cada cuando haces algo divertido y sin presiones?

Salud: Estás llena de energía o te sientes agotada. ¿Duermes lo necesario y comes sano? Cuando fue la última vez que te hiciste un chequeo médico ¿Tu colon está a punto de estallar? ¿Pasas la mitad del año con gripa? Esperas a que tu cuerpo y mente colapsen o escuchas las señales que estos te dan.

Relaciones afectivas: ¿Quieres una pareja estable para construir una bella relación? ¿No deseas tener pareja? ¿Te encanta estar soltera y tener amantes esporádicos con quien pasar ratos placenteros? ¿Tienes pareja y quieres avivar la pasión? ¿Te es difícil relacionarte de manera romántica o erótica? ¿Tienes miedo y piensas que quizás te estás cerrando al amor?

Contribución al mundo: ¿Piensas en aquellos seres que no son tan afortunados como tú?  ¿Cuáles son esas sutiles pero significativas obras que realizas en beneficio del planeta? ¿Alguna vez has donado comida o ropa? ¿Eres voluntaria de alguna fundación? ¿Reciclas? ¿Eres amable?

Finanzas: ¿El dinero te alcanza hasta el final de la quincena? ¿Te sobra la plata y hasta les prestas a tus amigos? Te puedes dar gusto en muchos caprichos o hace rato que no te compras nada para ti ¿Estás llena de deudas? ¿Ahorras? ¿Estás haciendo algo para que tu economía mejore?

Espiritualidad: ¿Que tan a menudo oras, meditas o abrazas arboles? ¿Eres coherente con lo que tu religión o creencia predica? Que estás haciendo actualmente para desarrollar tu espíritu, para ser una mejor persona. ¿Aplicas un comportamiento significativo en la vida diaria? ¿Quieres ser más serena y más sabia?

Se vuelve esclarecedor cuando descubrimos lo que hace falta para tener una VIDA 10 y muchas veces no se trata de empezar con cambios titánicos o acciones complejas, la clave no está en hacer mil cosas, la clave está en empezar a organizar la vida, para esto hay que tomar decisiones y definir prioridades. Si queremos resultados es necesario asumir un nuevo modelo que nos aproxime a la felicidad.

 

Valeria de Solteras DeBotas

Inspirado en el  diagrama “Level 10 Life” de Hal Elrod

Leave a Reply

Your email address will not be published.